En las instalaciones de oficinas lo importante es:
 Buena distribución del aire climatizado
 Rapidez de respuesta en los días difíciles (mucho frío o calor, o después de un fin de semana)
 Instalaciones con bajos costes de mantenimiento
 Renovación de aire.
 Aire acondicionado split.
 Aire acondicionado cassete.
 Aire acondicionado conductos.

Normalmente en las oficinas, y dependiendo de su tamaño, se podrán montar cualquiera de los sistemas, pero los más usuales son los Centralizados por conductos con difusores para techos desmontables, o los de volumen refrigerante variable.